Trabajos en el campo

trabajos campo

Hola a todos!

Se nos fue Mayo……De cara ya al verano y a la apertura de nuestra piscina, en el Refugio hemos pasado este mes limpiando y arreglando nuestros exteriores aprovechando que el tiempo nos lo ha permitido a ratos.

Hoy quiero hablaros de lo importante que son los equipos de trabajo para llevar al éxito o al fracaso un negocio, en especial un trabajo como éste en el campo, sometidos a la naturaleza, a sus encantos y a sus lamentos….

Hoy os cuento mi experiencia como propietaria de casas rurales que llevamos funcionando 10 años.

Quiero dedicar este post a mi equipo de trabajo en las casas rurales, porque son el mejor ejemplo de organización, profesionalidad, y compañerismo,  sin ellos no sería posible mantener este bonito lugar. Dedicarlo también a todas esas personas que trabajan día a día en el campo al aire libre, labor poco agradecida a veces.

EQUIPO HUMANO

Las casas rurales tienen unas condiciones muy especiales, por el lugar donde se desarrolla este negocio, es necesario rodearte de personas que disfruten de la vida en el campo, sepan capear los contratiempos y les guste el trato directo con el público.

pequeña mayo FOTO PEQUEÑA MARIO

 

Os presento a mi cuadrilla,

Los chicos Manuel y Mario, se encargan de desbrozar, cortar y limpiar los alrededores de las casas y el jardín, tarea más dura de lo habitual por la inmensa vegetación que nos rodea.

Juanmi se ocupa de la piscina, limpieza y mantenimiento, para que luzca todo el verano transparente y limpia, os aseguro que ésto en la sierra tampoco es nada fácil.

 

pequeña.Vanesa es la persona que se encarga de la limpieza y mantenimiento de las casas, recibe y aloja a los clientes y en Mayo también coge la brocha y lo pinta todo!

Es mi gran compañera de trabajo, una de esas personas que uno tiene la suerte de cruzarse en su camino por la vida…..después de 8 años puedo decir que su alegría de vivir y capacidad para resolver cualquier problema, nos ayuda a todos.

Distintos profesionales se unen de manera puntual a nuestro equipo para el mantenimiento de nuestras instalaciones y varios amigos que de manera altruista nos dedican su tiempo y su trabajo.

.

pequña trabajos mayo

Y sólo falto yo, Teresa, me encargo de la promoción y publicidad del negocio, gestión del cliente y organización general.

Cuando el tiempo me lo permite me encanta disfrutar arreglando el jardín pequeño y poniendo todos esos

detalles que les encantan a nuestros clientes.

 

JORNADA DE TRABAJO

Un día de trabajo para nosotros empieza bastante temprano para evitar el calor y poder cumplir los objetivos marcados.

Nos reunimos en las casas para tomar café,  todos llegan con sus encargos, al estar en medio del campo tampoco hay comercios cerca para comprar por lo que es necesaria una buena planificación para que no falten las herramientas, productos o cualquier otra cosa que podamos necesitar ese día. Nos repartimos las tareas y organizamos la jornada completa.

Por experiencia de muchos años, ya sabemos que los inconvenientes van surgiendo, máquinas que se atascan, herramientas que se rompen….etc  y tendremos que ir retomando varias veces en el día los objetivos e irnos centrando en las  prioridades.

Trabajamos en cadena,  si a uno de nosotros le surge un problema en su tarea y es prioridad, todos dejamos lo que estamos haciendo y nos ponemos a ayudarlo para que la cadena no se rompa y podamos continuar.

Una buena organización previa a la realización de los trabajos es fundamental para ahorrar tiempo y dinero, además de la mejor manera de poder cumplir con los objetivos marcados.

A mediodía, nos reunimos todos para comer en una gran mesa e intercambiamos los resultados y las ideas de cada uno, nos escuchamos entre risas y confidencias personales, todos coincidimos en la suerte de trabajar al aire libre, hacer lo que nos gusta en un ambiente muy sano en todos los sentidos.

No cambiaría estas reuniones por ninguna otra en un despacho de oficinas.

La alegría con la que trabajamos en este campo compensa con creces las dificultades que nos pone continuamente la naturaleza y no permiten más que aliarte con ella, como un árbol decide que su rama cae a este lado, pues le pones donde apoyarla para que te deje libre el paso……

Terminamos muy cansados, llenos de arañazos y moratones, parece que venimos de una batalla, pero a pesar de esto, todos tenemos una gran sonrisa y solo se habla, de lo que vamos a hacer al día siguiente…

Animo a todas las personas que deseen emprender una aventura como esta, como cualquier negocio, tiene sus inconvenientes y sus ventajas. Para mí no tiene precio trabajar aquí.

Desde aquí, GRACIAS a todos los arriba mencionados por su atenta dedicación en el cuidado del Refugio.

Hasta pronto.

Teresa

 

.